La Micro pigmentación, mejor conocida como maquillaje permanente es un método sencillo y sin riesgo para mejorar la apariencia inyectando pigmentos de color en diversas zonas de la piel.

Se puede emplear para delinear cejas, ojos y labios, ya sea por cuestiones estéticas, o bien para corregir y restaurar la imagen facial debido a problemas congénitos, después de una cirugía reconstructiva, etc.

También puede utilizarse en pacientes que han pasado por una mastectomía radical a causa de cáncer de mama, y posterior al proceso de reconstrucción y cicatrización, pueden lucir pecho estético gracias a la reconstrucción de areola y pezón.