La Cirugía Reconstructiva de mama, como su nombre lo indica tiene como objetivo reconstruir una mama similar en forma, tamaño, simetría y características a la mama no operada, incluyendo, la areola y el pezón. Si es necesario se puede modificar la mama colateral para que el resultado final sean mamas simétricas, con forma y volumen similares.

Con la cirugía se podrá eliminar la necesidad de llevar prótesis de relleno y se logrará restaurar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida con resultados gratificantes para la paciente.
El resultado obtenido tras una reconstrucción mamaria es definitivo y permite hacer una vida absolutamente normal.

Causas:
Mastectomía por cáncer de mama u otra enfermedad
Traumatismos

Procedimiento:
La selección de la técnica ideal dependerá de factores individuales como la edad, estado de salud, características anatómicas y expectativas a futuro.
La reconstrucción mamaria puede hacerse con diferentes técnicas de reconstrucción:
oTécnicas de expansión cutánea: es la más empleada y consiste en expandir la piel y, posteriormente, colocar una prótesis. La intervención se realizan bajo anestesia general, con un estancia hospitalaria breve, entre 24 y 72 horas. Retiro de drenajes a los 7 días, retiro de puntos a los 14 días. Podrá retomar sus actividades normales a las 3 o 4 semanas.
oTécnicas que emplean tejidos propios: estas técnicas emplean tejidos propios para crear una mama natural y consisten en el trasplante de tejidos de otras zonas del cuerpo como el abdomen o la espalda . Esta técnica se realiza también bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria entre 4 y 7 días.