Existen diversos tratamientos y productos que pueden emplearse para mejorar el aspecto y rejuvenecer mediante la corrección de líneas, arrugas y surcos, dar volumen a los labios, pómulos o las manos.

Disponemos de productos de acuerdo a la edad del paciente, tipo de piel, estilo de vida, actividad muscular y la estructura individual de la piel.

Se debe tener en cuenta que estos tratamientos no reemplazan alternativas permanentes como la corrección quirúrgica, pero permiten obtener excelentes resultados estéticos temporales, sin recurrir al bisturí.